lunes, 2 de marzo de 2015

Separación entre doctrina y praxis pastoral: El Prefecto para la Congregación de Culto Divino responde

El Cardenal Robert Sarah, Prefecto de la Congregación para el Culto Divino y Disciplina de los Sacramentos (a quien ya nos hemos referido en este blog), acaba de efectuar unas interesantes declaraciones sobre la pretendida desvinculación -e incluso- oposición entre el Magisterio de la Iglesia y la praxis pastoral. En este sentido, el Cardenal Sarah advierte enfáticamente que “la separación del Magisterio y práctica pastoral importa una forma de herejía”.

Les ofrecemos a continuación la traducción de una breve nota sobre el libro titulado “Dios o nada” (Dieu ou rien), aparecida en el blog Rorate Caeli*. Agradecemos la gentileza de los editores del blog, así como a su blog castellano asociado Adelante la Fe, por habernos autorizado a publicar este artículo:
***
Cardenal Sarah: “La separación entre doctrina y práctica pastoral es una herejía” y “La Iglesia de África se opondrá firmemente”


La editorial francesa Fayard ha publicado un libro entrevista a uno de los Cardenales más destacados del Colegio Cardenalicio, el recientemente nombrado Prefecto para la Congregación de Culto Divino y Disciplina de los Sacramentos, Cardenal Robert Sarah. El libro “Dios o nada” (Dieu ou rien) tiene el sugerente subtítulo “Entretien sur la foi” (Conversaciones sobre la fe) que ciertamente evoca el exitoso libro entrevista de otro Cardenal, publicado hace tres décadas ya –Rapporto sulla fede (Informe Sobre la Fe, conocido comúnmente en castellano como el Informe Ratzinger).

De su presentación por la revista francesa Famille Chrétienne, encontramos las siguientes palabras del Cardenal Sarah sobre un concepto absolutamente central en el debate actual iniciado desde lo más alto de la jerarquía, y que está dividiendo a la Iglesia:

“La idea de colocar el Magisterio en un joyero, separándolo de la práctica pastoral, que puede cambiar según las circunstancias, las modas y las pasiones, es una forma de herejía, una peligrosa patología esquizofrénica. Yo digo solemnemente que la Iglesia de África se opondrá firmemente frente a cualquier rebelión contra las enseñanzas de Cristo y el Magisterio”.


Comentario al margen: Yves Daoudal en su blog (en francés), hace presente que la primera portada publicada del libro incluía un prefacio del Papa Emérito Benedicto XVI (ver imagen anterior), prefacio que ha desaparecido en el libro actual (así como en su portada), lo que resulta muy curioso.

Actualización [9 de marzo de 2015]: El Cardenal Robert Sarah ha concedido una entrevista a Aleteia donde se refiere a la cuestión litúrgica, de competencia de su dicasterio. Reproducimos aquí, dado que puede interesar a nuestros lectores, sus respuestas sobre la materia. 

Eminencia, en su libro Dios o nada se refiere varias veces a la “guerra litúrgica” que divide a los católicos desde hace décadas, guerra muy desafortunada, dice usted, ya que sobre esta cuestión deberían estar especialmente unidos. ¿Cómo salir hoy de estas divisiones y reunir a todos los católicos en torno al culto dado a Dios?

El Concilio Vaticano II nunca ha pedido rechazar el pasado y abandonar la misa de san Pío V, que ha engendrado numerosos santos, ni tampoco dejar el latín. Pero al mismo tiempo hay que promover la reforma litúrgica querida por ese concilio [Nota de la Redacción: muy interesante resulta en este sentido el artículo de Peter Kwasniewski intitulado ¿Se parece su liturgia a la que pedía el Concilio Vaticano II?, donde compara la Constitución Sacrosanctum Concilium y su posterior aplicación práctica].

La liturgia es el lugar dado para encontrarse con Dios cara a cara, entregarle toda nuestra vida, nuestro trabajo, y hacer de todo ello una ofrenda a su gloria.

No se puede celebrar la liturgia armándonos: llevando sobre nuestros hombros un armamento de odio, de lucha, de rencor. Jesús mismo lo ha dicho: “Antes de presentar tu ofrenda, ve primero a reconciliarte con tu hermano”.

En este “cara a cara” con Dios, nuestro corazón debe ser puro, libre de todo odio, de todo rencor. Cada uno debe eliminar de su corazón lo que puede ensombrecer este encuentro. Esto supone que cada uno sea respetado en su sensibilidad.

¿No es justamente lo que Benedicto XVI deseaba?

Sí, este es el sentido del motu prorio Summorum Pontificum [julio de 2007, n.d.r.]. Benedicto XVI puso mucha energía y esperanza en este proyecto. Por desgracia, no fue totalmente un éxito porque unos y otros están “aferrados” a su rito excluyéndose mutuamente. En la Iglesia, cada uno debe poder celebrar según su sensibilidad. Es una de las condiciones de la reconciliación.


También hay que llevar a la gente a la belleza de la liturgia, a su sacralidad. La Eucaristía no es una “cena entre amigos”, es un misterio sagrado. Si se celebra con belleza y fervor, se llegará a una reconciliación, es evidente. Sin embargo, no hay que olvidar que es Dios quien reconcilia, y esto lleva tiempo.
___


* La entrada original se puede consultar en la siguiente dirección: http://rorate-caeli.blogspot.com/2015/02/important-cardinal-sarah-detachment-of.html

Actualización [24 de septiembre de 2015]: El cardenal Robert Sarah ha publicado un breve escrito sobre la así llamada “pastoral de las periferias" a la que se ha referido el papa Francisco. En su opinión, las actuales periferias son los católicos que viven con fidelidad las enseñanzas de la Iglesia en un mundo que los ataca de manera continua. El texto se intitula "¿Qué tipo de misericordia pastoral?" y puede leerse aquí

Actualización [3 de octubre de 2015]: Euna entrevista concedida al periódico italiano La Reppublica, el cardenal Robert Sarah ha reiterado esta semana que es imposible la admisión a la comunión eucarística de los divorciados que se han casado civilmente, pues un acto así constituiría una traición al Evangelio y una rebelión contra Dios. Puede verse aquí (traducida al español) la parte pertinente. 

Actualización [25 de noviembre de 2015]: Se ha publicado en español el anticipo de la intervención del cardenal Sarah en el próximo número de L'Homme Nouveau, donde señala que el último sínodo ha sido sobrevalorado, pues en la Iglesia el problema actual es sobre todo de crisis de fe. 

Actualización [4 de abril de 2016]: El periódico digital italiano L'Occidentale ha publicado una interesante entrevista con el cardenal Sarah, que el sitio Secretum meum mihi ha traducido al español. En ella, el Prefecto de la Congregación del Culto Divino y la Disciplina de los Sacramentos recuerda que la función de la Iglesia, siguiendo a Cristo que se presento como el Camino, la Verdad y la Vida, es entregar al hombre la senda segura para encontrar a Dios y, en Él, la salvación. 

Actualización [19 de abril y 10 de mayo de 2016]: El sitio italiano Messa in latino ha publicado una conmovedora nota (aquí, en italiano) sobre la participación del Cardenal Sarah en las exequias según el usus antiquior del hermano Vincent-Marie de la Resurrection (Benoît Carbonell), canónigo regular de la Madre de Dios de la abadía de Saint-Marie de Lagrasse que falleció el pasado 10 de abril a los 38 años, tras años de sufrimiento como víctima de esclerosis múltiple. Al Cardenal Sarah lo unía al hermano Vincent-Marie, a quien dedicó su libro Dieu ou rien, una hermosa amistad. La comunidad abacial a la cual perteneció el hermano Vincent-Marie celebra la liturgia tradicional. El sitio Catholicvs ha publicado igualmente una muy hermosa galería fotográfica con la participación del Cardenal Sarah, Prefecto de la Congregación para el Culto Divino y la Disciplina de los Sacramentos, y el Abad de Le Barroux en la solemne Santa Misa Tridentina abacial de Réquiem oficiada por el Abad de Lagrasse.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Política de comentarios: Todos los comentarios estarán sujetos a control previo y deben ser formulados de manera respetuosa. Aquellos que no cumplan con este requisito, especialmente cuando sean de índole grosera o injuriosa, no serán publicados por los administradores de esta bitácora. Quienes reincidan en esta conducta serán bloqueados definitivamente.